Locales

Locales

EsSalud: 50% de adultos mayores que permanecen en UCI-COVID en el hospital Almenara desarrollan escaras

De cada 10 pacientes que ingresan a UCI por COVID-19 en estado grave, 5 presentan escaras. De esa cifra, 3 lo harán en su forma más compleja y difícil de manejar.
Foto: EsSalud
10:13 h - Lun, 3 Mayo 2021

Los especialistas del Servicio de Geriatría del hospital Guillermo Almenara luchan a diario, no solo para combatir al COVID-19, sino también contra las complicaciones propias del prolongado internamiento, como lo son las dolorosas escaras.

Las escaras o úlceras por presión, son lesiones en la piel y tejidos subyacentes, que se localizan generalmente sobre prominencias óseas, resultado de la presión en dicha zona. La formación de estas lesiones se relaciona a la disminución del flujo sanguíneo (hipoxia tisular), en dicha zona, producto de la presión por un tiempo prolongado. Este mal puede afectar a todo aquel que se encuentre hospitalizado por largo tiempo, pero más aún a los adultos mayores.

La Dra. Roxana Manco, médico del Servicio de Geriatría del hospital Guillermo Almenara de EsSalud, señaló que las lesiones se encuentran con mayor frecuencia en aquellos pacientes que han estado mucho tiempo en UCI-COVID o en hospitalización COVID, mayormente de cúbito prono, que significa en posición boca abajo.

“Vamos a encontrar que estos pacientes están hasta 18 horas en dicha posición, lo que genera presión prolongada en zonas como la frente, nariz, pabellón auricular, en la zona de las mamas, codos, genitales, en el dorso y dedos de los pies”, dijo.

La Dra. Manco agregó que, dependiendo de la posición en la que se encuentre el paciente la mayor parte del tiempo, las escaras podrán tener un nivel de gravedad que va del 1 al 4. “De cada 10 pacientes que ingresan a UCI por Covid grave, 5 presentan escaras. De esos 5, 3 presentan escaras en estado grave, es decir ulceras por presión de grado 4”, señaló.

Agregó que los adultos mayores con desnutrición, anemia, inmunidad baja, neoplasias y deshidratación por fiebre persistente, tienen mayor tendencia a desarrollar úlceras por presión en su fase más compleja.

La Dra. Roxana manco señaló que se utiliza un sistema de clasificación para describir la gravedad de las úlceras de presión. En ese sentido, una escara de primer grado, es el tipo más superficial. El área de la piel afectada aparece de color rojizo. La piel permanece intacta, pero puede doler, picar y resultar bien tibia y mullida o bien dura al tacto.

En el segundo grado, parte de la superficie externa de la piel (la epidermis) o la parte más interna de la piel (dermis) resulta dañada, lo que provoca una pérdida parcial del tejido cutáneo. La úlcera se presenta como una herida abierta. En el tercer grado, la pérdida de piel se produce en todo el grosor de la misma.

Finalmente, el cuarto grado es el tipo de úlcera más grave, ya que no solo se afecta la piel, sino que compromete otros tejidos, como tendones, músculo y hueso, que pueden resultar dañados. Lo más peligroso es el alto riesgo de desarrollar infecciones en dicha zona y que éstas puedan llegar incluso al hueso (osteomielitis).


Peruano opina

Instituto Nacional de Radio y Televisión del Perú
TVPerú
TVPerú Noticias
TVPerú Internacional
Canal IPe
Nacional