Cultural

Cultural

Declaran la Festividad de la Virgen Natividad de Huayllabamba como Patrimonio Cultural de la Nación

Ministerio de Cultura señala que celebración es una de las más importantes del pueblo cusqueño, que junta aspectos de religiosidad católica con veneración a los apus tutelares y el ciclo agrícola.
Ministerio de Cultura
15:40 h - Mié, 4 Mayo 2022

El Ministerio de Cultura declaró como Patrimonio Cultural de la Nación a la Festividad de la Virgen Natividad del distrito de Huayllabamba, provincia de Urubamba, departamento de Cusco, por ser una expresión cultural en la cual confluyen aspectos de la religiosidad católica con la veneración a las divinidades tutelares y el ciclo agrícola de la zona.

Mediante Resolución Viceministerial N° 000109 – 2022-VMPCIC/MC, firmada por la viceministra de Patrimonio Cultural e Industrias Culturales, Janie Gómez, la Festividad de la Virgen Natividad del distrito de Huayllabamba fue declarada por dar sentido de pertenencia, de identidad y de tradición a la población local; así como constituir un medio a través del cual se renuevan los vínculos de reciprocidad y solidaridad entre los huayllabambinos, mediante una serie de manifestaciones culturales vinculadas con su devoción cada año.

[Lee también: Ministerio de Cultura entrega distinción póstuma de Personalidad Meritoria de la Cultura a la destacada artista Martina Portocarrero]

La Virgen de la Natividad representa a María con las manos juntas y los cabellos sueltos, llevando una capa celeste y una corona rodeada de luz y doce estrellas; está rodeada de nubes y debajo de ella se retrata a una serpiente con un corazón de fuego en la boca.

Se encuentra retratada en el mural del sector de Mamacha Pata, a los pies del Apu Llawlli Moqo. Por esa zona, discurre el agua de dos manantiales: “Misk’i Unu” y “Qonoq”, en los que anteriormente se realizaban rituales relacionados al agua durante la limpieza de acequias. Alrededor de la pintura mural se construyó una capilla para la adoración de la Virgen. A inicios del siglo XX, el párroco del pueblo mandó a elaborar una escultura de la Virgen Natividad, la que se sigue venerando hasta el día de hoy.

La festividad se celebra del 7 al 15 de setiembre en la capital distrital, y su realización está a cargo de los carguyuq o mayordomos, cargos religiosos rotativos asumidos anualmente por un individuo o pareja. Estos asumen responsabilidades dictaminadas por la tradición, relacionadas con el patrocinio y la organización de parte de la fiesta, y tienen una participación particular en ciertos actos rituales.

El 9 de setiembre es el día central de la fiesta. Ese día, se realiza la solemne Misa en plena plaza de Huayllabamba, en un altar especialmente preparado para la ocasión por los devotos que llegan para venerar a la Virgen. Luego, la imagen es llevada en procesión por el centro histórico del distrito acompañada por la gran multitud y las diferentes comparsas dancísticas. Es por toda esta trascendencia que se recomendó la declaratoria de la Festividad de la Virgen Natividad del distrito de Huayllabamba como Patrimonio Cultural de la Nación.

El Ministerio de Cultura, a través de la Dirección de Patrimonio Inmaterial y la Dirección Desconcentrada de Cultura (DDC) de Cusco, en coordinación con la comunidad de portadores, tendrán a su cargo la elaboración cada cinco años de un informe detallado sobre el estado de la expresión declarada.