Nacionales

Nacionales

Inpe: cárceles productivas se reinventan por la pandemia de COVID-19

Talleres son de suma importancia porque contribuyen al buen estado físico y mental de los internos, además de generarles buenos hábitos laborales para cuando se reincorporen a la sociedad.
13:53 h - Mar, 14 Jul 2020

Debido a la emergencia sanitaria que vive el país, los talleres de Cárceles Productivas desarrollados en los establecimientos penitenciarios por el INPE también se han reinventado junto a los internos que han orientado sus actividades laborales en otros rubros, de acuerdo a las necesidades actuales del mercado, bajo la guía y supervisión de los especialistas en trabajo penitenciario.

Estos talleres son muy importantes porque contribuyen al buen estado físico y mental de los internos, además de generarles buenos hábitos laborales para cuando se reincorporen a la sociedad. Es por eso que son parte del tratamiento penitenciario y post penitenciario, contribuyendo a la resocialización de la población penitenciaria.

[Lee también: EsSalud implementará en la provincia de Virú un Centro de Aislamiento para atención de pacientes COVID-19]

Para abastecer el mercado de artículos que ayudan a enfrentar la pandemia, los reos se encuentran abocados en los talleres de confecciones en la elaboración de equipos de protección personal como mascarillas, impermeables, mandilones, porta calzado de tela y mamelucos en diversos colores y tallas, bajo los estándares de calidad y salubridad que se requieren para asegurar la protección de las personas frente al COVID-19.

Hasta la fecha, internos de 6 direcciones regionales del INPE han elaborado un total de 141,275 mascarillas bajo los requisitos establecidos por el Ministerio de Salud, como parte de la política Cárceles Productivas que impulsa el INPE.

Además, en el EP Lurigancho se han trabajado 2,000 porta calzado de tela y polypima satinada, a pedido del área de responsabilidad social de una empresa privada, así por la modalidad de internos emprendedores.

En Chorrillos comunes y Callao por inversión de los internos se hicieron 6,000 mandilones de material taslan y diversas telas.

En los penales de Lurigancho, Chorrillos comunes, Callao y Chincha que se encuentran bajo la jurisdicción de la Oficina Regional Lima se han elaborado 59,000 mascarillas de polypima satinada y estampadas, a solicitud de la empresa Prisontec y el emprendimiento de internos.

En la jurisdicción de la Región Nor Oriente San Martín, se han confeccionado 40,900 mascarillas con telas dracón y otras, respondiendo al emprendimiento personal de internas y al pedido de la empresa privada ELOKIN E.I.R.L.

Unas 14,000 mascarillas de tela han producido reos del penal de Tumbes, a solicitud del Gobierno Regional, mientras que 2,400 se han elaborado en Trujillo, Pacasmayo y Sullana que pertenecen a la Región Norte Chiclayo.

En los penales de Cusco Varones-Mujeres y Abancay, se trabajaron 14,415 mascarillas en material polipima nylon, polystel drill y notex de 80 gr. con acabados de primera y para un uso prolongado que asegura la protección.

Mediante el proyecto de implementación del área de trabajo, en el penal de Puno, se han fabricado 5,400 barbijos de material drill de algodón con la participación de 8 internos en el proceso de producción.

En los talleres del Penal Arequipa Varones se confeccionaron 5,160 mascarillas de material notex 70 gr, con recursos penitenciarios y bajo la producción de 22 reclusos.

El INPE renueva la invitación a los empresarios a sumarse en este programa, utilizando la mano de obra del interno y colocando en el mercado sus productos y que permitirá colaborar con la reinserción laboral y resocialización de la población penal.

(Fotos: INPE)


Peruano opina

IRTP
TVPerú
TVPerú Noticias
TVPerú Internacional
Canal IPe
Nacional