Nacionales

Nacionales

EsSalud recomienda a embarazadas hacer monitoreo fetal a partir de las 28 semanas de gestación

Hospital Rebagliati realizó cerca de 20 mil monitoreos clínicos y fetales durante la pandemia, informó el Seguro Social de Salud.
Foto: EsSalud
7:26 h - Mar, 4 Ene 2022

Especialistas del servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Edgardo Rebagliati recomiendan hacerse este examen desde los 6 meses y medio de gestación o siendo más precisos desde las 28 semanas de gestación en adelante (último trimestre del embarazo).

El coordinador de la Unidad de Vigilancia Fetal del Hospital Nacional Edgardo Rebagliati Martins de EsSalud, Armando Flórez Mendoza, explicó que la finalidad del monitoreo cardiotocográfico fetal (NST) es evaluar los cambios que presenta la frecuencia cardíaca fetal del feto en relación a los movimientos que la madre percibe, y con ello evaluar el bienestar del bebe dentro del vientre materno.

[Lee también: Ministro Cevallos sostuvo que hay incremento de contagios y es probable que enfrentemos tercera ola de COVID-19]

Este examen dura aproximadamente 40 minutos, que a través de un detector de latidos, un monitor y el registro impreso en papel, la futura mamá puede conocer si en el momento que se realiza el estudio su bebé goza de salud fetal.

El equipo multidisciplinario del hospital Rebagliati, conformado por médicos ginecólogos y obstetrices, realiza esta prueba en diferentes ambientes del nosocomio como emergencia, consulta externa, piso y sala de partos.

Asimismo, si es la primera vez que la paciente pasa por este examen, la obstetra entrega una hoja de control de movimientos fetales donde se le enseña a la mamá cómo llevar un registro durante el día y reconocer señales de alarma.

Una de las principales señales de alarma es si el feto no llega a los 10 movimientos diarios, por lo cual la gestante deberá ser llevada a emergencia y comprobar bajo la supervisión de los especialistas que todo esté en orden con el feto.

El monitoreo cardiotocográfico fetal (NST) es una de las pruebas de bienestar fetal que se realizan en la Unidad de Vigilancia Fetal, pero también existen otras pruebas para verificar la salud del feto.

“Existen otras pruebas como la evaluación de la tolerancia del feto a las contracciones uterinas de mamá. El examen conocido como test de tolerancia a la oxitocina o llamado también test “estresante” (TST). Es una prueba que puede indicar si el bebé tolerará las contracciones del trabajo de parto y con ello determinar si es un parto por vía vaginal o por cesárea”, explicó la especialista.

En esa misma línea, Flórez detalló que el bienestar fetal puede ser evaluado también por ecografía. “Este examen consta de hacer pruebas ultrasonográficas que toda gestante de bajo y alto riesgo deben realizarse durante los tres trimestres que dura el embarazo”.

Finalmente, el vocero de EsSalud recomendó que las gestantes pasen por todos los exámenes mencionados que no comprometen la salud del bebé a corto ni a largo plazo.


Peruano opina