Locales

Locales

Realizan trasplante de córnea a dos niños de 5 y 12 para recuperar la visión en el INSN San Borja

Siete menores esperan por una córnea y piden decirle “Sí” a la donación de órganos y tejidos.
FOTO: INSN
11:59 h - Dom, 24 Abr 2022

“Por fin después de seis años, me siento feliz de volver a ver con normalidad, muchas gracias a la persona que donó su córnea para mí y para otros niños”, fueron las palabras del menor Gerson (12), quien junto al pequeño Jesús (5) fueron sometidos a un trasplante de córnea para recuperar la visión en el Instituto Nacional de Salud del Niño (INSN) de San Borja.

Los familiares de una persona que fue diagnosticada con muerte cerebral respetó la decisión de su ser querido que en vida le dijo “Sí, a la donación de órganos y tejidos”, lo que permitió que el equipo de Procura organice un operativo que incluye el contacto con la familia del donante y conjuntamente con el equipo de cirujanos oftalmólogos con experiencia en trasplante para el proceso de extracción del tejido y posterior trasplante de córnea.

[Lee también: Neymar reacciona al descontento de la afición del PSG tras los últimos resultados]

Jesús B.C. (5), presentaba un leucoma corneal, es decir una cicatriz por un trauma ocular causado durante un juego con un avión de papel-cartón que le cayó en el ojo izquierdo y que alteró la claridad de la córnea, por ende su visión era nula. Mientras que Gerson M.C. (12), tenía una cicatriz o córnea opaca causada por una infección bacteriana, lo que provocó la pérdida de la visión del ojo derecho. Ambos necesitaban un trasplante de córnea.

El equipo de cirugía oftalmológica y trasplante colocó la córnea (es un tejido transparente) en los menores para recuperar las características del ojo, es decir su primera capa por donde pasa la luz que poco a poco llega al sistema óptico para comenzar a visualizar las imágenes de forma normal. En esta cirugía participaron también anestesiólogos, enfermeras y técnicos de enfermería.

La Directora General del INSN San Borja, Dra. Zulema Tomas Gonzáles, agradeció a los familiares del donante por permitir recuperar la salud de estos pequeños y al equipo multidisciplinario de la Unidad de Donación y Trasplante que está capacitado para abordar estas cirugías de alta complejidad.

“Tenemos el recurso humano, el equipamiento, la infraestructura, lo que falta es el donante. No tenemos una cultura de donación de órganos y tejidos en el país y muchas veces, la familia no respeta el deseo de su ser querido que en vida mostró su deseo de donar sus órganos para salvar vidas humanas”, dijo.

En ese sentido, hizo un llamado a la ciudadanía para que en su DNI coloque “Sí, dono” y que hablen con sus familiares para que respeten este deseo de donar voluntariamente para prolongar la vida de otras personas que lo necesitan.

Actualmente, el INSN San Borja, centro pediátrico de alta complejidad y quirúrgico, tiene 26 niños en lista de espera por un trasplante de órgano y tejido, de los cuales 7 necesitan una córnea (tejido) para recuperar la visión.

Con información de INSN


Temas:

Peruano opina