Locales

Locales

EsSalud: Papá dona parte de su hígado para salvar la vida de su hijo de dos años

Trasplante estuvo a cargo de especialistas del Hospital Almenara y marca el reinicio de la actividad trasplantadora pediátrica en este nosocomio al ser el primer bebé intervenido luego de 7 años.
FOTO: EsSalud
11:41 h - Mié, 14 Sep 2022

Un bebé de 2 años de edad diagnosticado con falla hepática aguda salvó de morir gracias al exitoso trasplante hepático que le realizaron los especialistas del Hospital Guillermo Almenara de EsSalud, luego que su padre le donara dos segmentos de su hígado.

El doctor Félix Carrasco, jefe del Servicio de Trasplante de Hígado del Hospital Guillermo Almenara, explicó que la enfermedad que padecía Diego ocurre en niños o adultos por alguna reacción a fármacos, virus y otras causas, generando un daño severo en el hígado y siendo el trasplante la única solución para salvar la vida del paciente.

[Lee también: Por oleajes anómalos cierran 81 puertos en todo el litoral]

Diego llegó al hospital en una situación muy crítica y por eso programamos un trasplante de urgencia. La intervención se realizó durante nueve horas en dos quirófanos en simultáneo. Mientras al papá se le extraía dos segmentos de su hígado, en el otro quirófano se retiraba por completo el hígado enfermo de Diego, el cual se reemplazaría por los dos segmentos tomados del padre”, señaló el especialista.

La evolución del menor ha sido exitosa y el hígado nuevo empezó a funcionar rápidamente, con lo cual los problemas que tenía empezaron a disminuir y poco a poco se fue recuperando, saliendo de alta al octavo día.

Por su parte, la doctora Luciola Vásquez, coordinadora clínica de trasplante hepático pediátrico, resaltó que este trasplante implica la participación de un equipo multidisciplinario de especialistas en hígado, pediatras, cirujanos, intensivistas, anestesiólogos, enfermeras y otros con especialización en pediatría o cirugía pediátrica, que buscan darles una nueva oportunidad de vida a los pequeños.

Diego podrá realizar una vida normal en sus diferentes etapas. Sin embargo, es importante que mantenga cuidados post trasplante, como el consumo de medicación por ser paciente inmunosuprimido, alimentación adecuada e higiene, y evitar así posibles complicaciones durante el proceso de adaptación al nuevo órgano recibido”, puntualizó.

Elmer Céliz, padre de Diego, menciona que este proceso fue muy difícil y siempre le rogó a Dios que pudiera ser compatible para salvar a su hijo. “Una parte de mí ahora está en ti y vas a tener una nueva oportunidad de ser feliz. Gracias por luchar, por ser fuerte.

Has pasado muchas cosas pero ahora vas a mejorar y estaremos juntos”, le dijo emocionado a su pequeño.

Por su parte, la madre del menor comenta que a pesar de las pruebas, nunca perdieron la fe y depositaron su confianza en los especialistas de EsSalud. “Estoy muy agradecida con Dios y con los médicos del Hospital Guillermo Almenara por la nueva oportunidad que le dieron a mi hijito. Él es un milagro y ha vuelto a nacer”, mencionó emocionada.

Cabe precisar, que la intervención del pequeño Diego es muy importante porque con ella se reinicia la actividad trasplantadora pediátrica de este nosocomio, siendo el primer bebé trasplantado luego de 7 años.

El Hospital Guillermo Almenara es un referente en trasplante hepático pediátrico que cuenta con especialistas de alto nivel y tecnología frente a la demanda de intervenciones de alta complejidad en niños.

Trasplante con donante vivo

El trasplante con donante vivo es una cirugía de alta complejidad, que implica dos cirugías con dos pacientes intervenidos en simultáneo a cargo de un equipo multidisciplinario y logístico.

Tiene una duración entre seis a nueve horas ininterrumpidas de arduo trabajo con el receptor y el donante para hacer la segmentación del órgano que se donará y la extracción total o parcial del órgano enfermo, según el caso.

Este procedimiento se realiza de manera meticulosa, con técnicas que incluyen una reconstrucción microscópica para asegurar el éxito del implante y el funcionamiento del nuevo órgano.

En el Hospital Guillermo Almenara se trasplantaron a 21 niños entre el 2001 y 2014, mientras que entre el 2015 y 2021 fueron 6 niños (entre 9 y 16 años) los que se sometieron a una cirugía de trasplante. En esta nueva etapa, ya no habrá límites para trasplantar niños independientemente de su edad, tamaño o peso.

Con información de EsSalud


Peruano opina