Internacionales

Internacionales

Creyeron enterrar a su abuela muerta por COVID-19, pero en el ataúd había otro cadáver

Por protocolo de COVID-19, el velorio se realizó a cajón cerrado. La familia cavó el pozo para el entierro y realizó el velorio, pero al día siguiente llamaron nuevamente del hospital para decirles que la señora Inés recién había fallecido.
Foto: AFP.
18:38 h - Vie, 21 Ene 2022

Una familia de Santiago del Estero, en Argentina, denunció al Sanatorio Santiago por una presunta negligencia médica tras confundir el acta de defunción y entregar el cuerpo de otra persona muerta por coronavirus. Ellos la velaron siguiendo el protocolo para estos casos y después la enterraron.

La familia Frías fue la protagonista de este confuso hecho que comenzó cuando desde el hospital los llamaron para informarles que su abuela Inés Frías había fallecido por COVID-19, y que debían retirar el cuerpo.

Agustín Florenciano, yerno de la fallecida, contó que por protocolo para el manejo de personas fallecidas por COVID-19 el velorio debía ser a cajón cerrado para evitar contagios. La familia cavó el pozo para el entierro, y realizó el velorio de su abuela.

Pero la sorpresa llegó al día siguiente, cuando llamaron nuevamente del hospital para decirles que la señora Inés había fallecido. “El cuerpo que se enterró ayer era de otra persona. Encima la abuela falleció hoy y no tenía COVID-19″, contó Florenciano en su Facebook.

Según los medios locales, el Sanatorio llamó a la familia Frías el lunes 17 de enero luego de que se hiciera presente la familia Vallejos a buscar a su abuela, quien supuestamente se encontraba internada en el hospital.

Esta segunda familia en cuestión, recién se enteraba de que su abuela había fallecido por COVID-19 y que el cadáver no estaba en la morgue del hospital. De este modo, llamaron a la familia Frías para explicarles el confuso episodio a ambos.

Las dos familias comenzaron un reclamo en la puerta del hospital, que incluyó el bloqueo de la Avenida Belgrano del centro de la capital de Santiago del Estero con una quema de neumáticos.


Peruano opina