Política

Política

No es posible flexibilizar estándares ambientales en caso La Oroya: Lo explican

19:00 h - Jue, 13 Ago 2015

No se pueden flexibilizar los actuales estándares ambientales fijados por el Estado Peruano, especialmente en el caso del Complejo Metalúrgico La Oroya (CMLO), subrayó el ministro del Ambiente (Minam), Manuel Pulgar Vidal.  

Vidal explicó que no es posible reducir los estándares indicados, ya que el Estado perdería un arbitraje que le obligaría el pago de US$500 millones.

"Si nosotros le damos al nuevo operador mayor flexibilidad que la que se le exigió a Renco, el Perú perdería el arbitraje que se lleva en el CIADI", reveló.

Además, si La Oroya vuelve a funcionar tal como está, la emisión diaria de dióxido de azufre sería en algunos puntos de  –indica el Minam- 4,0000 microgramos por metro cúbico, y como promedio anual 700 microgramos y 400 en otros puntos.

EL Gobierno ha exigido el estándar de 365 (microgramos por metro cúbico) diario y 80 de promedio anual.

Situación en La Oroya

Aunque la refinería de La Oroya no opera desde el 2009, los trabajadores siguen recibiendo dinero por parte de la firma, gracias a los beneficios de Cobriza, unidad minera que tiene Doe Run en Huancavelica.

"El problema de La Oroya empieza cuando en el año 1997 (Doe Run) dijo que se va a adecuar a las exigencias ambientales. Es decir, vamos 18 años de adecuación", refirió el ministro.

La alta contaminación que emite el centro metalúrgico se debe a que el circuito de cobre emite SO2 muy por encima de los niveles permitidos, pues no cuenta con una planta que lo trate.

“Es una instalación fruto de una privatización fallida, mal hecha, corrupta, diría que hasta delictiva, en manos de una compañía llamada Renco que no invirtió un centavo. Nos ha generado una maquinaria obsoleta, que cuando prende la chimenea emite tanto que casi vuela el promedio que podría emitir en cinco, seis o siete años; esa es la realidad”, dijo.

Solución:

Manuel Pulgar-Vidal planteó una opción para la problemática de La Oroya: excluir el circuito de producción de cobre del proceso de venta del complejo de Doe Run, debido a su alto índice de contaminación.

Así, indicó, Profit debe concentrarse en vender los circuitos de producción de plomo y zinc,  que si cuentan con una planta para tratar el dióxido de azufre (SO2) y convertirlo en ácido sulfúrico, bajo los estándares ambientales del 2001.

En conclusión, consideró viable que La Oroya tenga una reapertura parcial de sus operaciones con los circuitos de plomo y zinc.

Asimismo, coincidió con el Jefe del Estado, Ollanta Humala, en ampliar el plazo del proceso concursal de La Oroya que termina este 24 de agosto, a fin de encontrar inversionistas interesados en un nuevo esquema de trabajo.


Peruano opina