La Ciudad Sagrada de Caral sufre la indolencia de los invasores de terrenos

Nacionales

La Ciudad Sagrada de Caral sufre la indolencia de los invasores de terrenos

Aún cuando el Poder Judicial ha ordenado el retiro de los ocupantes, la zona arqueológica declarada Patrimonio Cultural de la Nación sigue afectándose.
7:22 h - Vie, 8 Oct 2021

La directora de la zona arqueológica de Caral, Ruth Shady, denunció que pese a los fallos del Poder Judicial un grupo de invasores de terrenos no sólo usufructúa la Ciudad Sagrada ubicada en Supe, sino que además imposibilita el ingreso de sus autoridades. Caral fue inscrita en el Patrimonio Mundial de la UNESCO en el 2009.

En 2012 un lugareño llamado Alejandro Solís Saavedra invadió la zona declarada Patrimonio Cultural de la Nación. No es agricultor, tiene familia afincada en el valle, pero no vive allí. Sin embargo, ha entregado en alquiler las tierras a pobladores que se dedican a la agricultura.

[Lee también: Gobierno declara días no laborables para impulsar reactivación y promoción del turismo]

Tras las denuncias ante las autoridades locales, hubo que recurrir al Poder Judicial para hallar justicia. Pese a que la Corte Superior Suprema falló a favor de la Ciudad Sagrada, hasta hoy no han cumplido con retirar al invasor que afecta la zona arqueológica considerada la manifestación más antigua de la civilización en el Perú.

Los abogados y procuradores del Ministerio de Cultura han insistido en los juzgados, consiguiendo en 2015 un fallo que ordenaba el retiro definitivo de los invasores, pero apelaron y no has sido removidos hasta hoy. Sin embargo, al año siguiente, la Corte Superior Suprema ratificó la decisión que había tomado la Corte Superior. Pero todo fue en vano.

“No se ha contado con el apoyo de autoridades para expulsar a esta persona de Caral. Lamentablemente el alcalde de Supe tampoco ha hecho cumplir la ley”, dijo Ruth Shady.  

Frente a esta desidia, Luis Alberto Solís Saavedra, hermano del denunciado, también invadió otra zona del complejo arqueológico. Agravando la situación y poniendo en nuevos aprietos a las autoridades y abogados de la Ciudad Sagrada de Caral.

“Ocurre que no respetan el Patrimonio Cultural de la Nación. Si el código penal dice que las autoridades deben hacer cumplir las leyes, tal como lo dice la Constitución. El patrimonio declarado cultural es inalienable (no se puede vender, donar o ceder) e imprescriptible. Debe ser respetado porque es de la Nación”, comentó.

Los arqueólogos trabajan en 12 centros urbanos de la civilización Caral “porque queremos generar esa historia que explica por qué hubo ese desarrollo tan precoz en América, es la civilización más antigua, con más de mil años. Tenemos un mensaje para el mundo: cómo vivieron respetándose mutuamente a pesar de las diferencias que se dieron en cuanto a las culturas y las ideologías, señaló la directora.



Las más leídas

Lo último

Más noticias de Nacionales

Peruano opina