Locales

Locales

Niño ancashino tiene nueva oportunidad de vida gracias a su madre que le donó un órgano

El pequeño Leonel, junto a 18 niños trasplantados agradecen a sus donantes por el milagro de la vida en este mes de la Navidad.
INSN SB
19:13 h - Lun, 5 Dic 2022

“Gracias a mi mamá que me donó su riñón me he trasplantado, ella me brindó  como una segunda vida para mí. Estoy muy feliz. Gracias mamita por tu amor”, con estas palabras, Leonel H.C. agradeció a su madre Jhayra Calderón Tolentino (27), quien no dudó en donar uno de sus riñones a su hijo para salvarle la vida, ante la falta de una cultura de donación de órganos y tejidos en nuestro país.

El pequeño Leonel, de 11 años, natural de Áncash, fue diagnosticado de una enfermedad renal crónica, en estadio 5, es decir que sus riñones tenían daños severos y ya no depuraban los desechos de la sangre, por lo que comenzó un proceso de hemodiálisis. En tanto, paralelamente ingresó a lista de espera para un trasplante renal en el Instituto Nacional de Salud del Niño San Borja.

[Lee también: Cerca de 30 000 peruanos serán beneficiados en Campaña Nacional de Salud Bucal]

Ante la falta de un donante, su progenitora se ofreció como voluntaria. Madre e hijo fueron sometidos a los estudios pormenorizados para verificar la compatibilidad a fin de proceder con el trasplante renal con donante vivo relacionado. 

El 29 de octubre último se concretó la cirugía, gracias a un equipo multidisciplinario de la Unidad de Donación y Trasplante del INSN San Borja, entre cirujanos trasplantadores, anestesiólogos, enfermeras, urólogos e instrumentistas con experiencia en trasplantes.

El pequeño Leonel, junto a 18 niños participó de una ceremonia litúrgica en el mes de la Navidad, en agradecimiento al milagro de la vida tras recibir un trasplante, entre renal, hepático y córnea. Mientras que otros ocho pequeños de los 27 que se encuentran en lista de espera por un órgano, pidieron a la ciudadanía decir: “Sí, a la donación voluntaria”.

La jefa de la Unidad de Donación y Trasplante, Melva Benavides López, destacó que en 5 años de funcionamiento, dicha área realizó 47 trasplantes con donante vivo y donante cadavérico (30 renales, 8 hepáticos y 9 de córnea) de los cuales 25 se concretaron durante la pandemia por covid-19, subvencionados por el Fondo Intangible Solidario de Salud (Fissal) del Minsa.

Por su parte, la Directora General del INSN San Borja, Dra. Zulema Tomás, agradeció la labor del gran equipo de profesionales de 16 especialidades que con compromiso y vocación de servicio realizan los trasplantes. “Es un logro importante y dirán que es poco, pero no se hace mucho más por falta de donantes”, por lo que invocó a practicar la cultura de la donación de órganos y tejidos para salvar la vida de los niños.

En los últimos años, el INSN San Borja se ha consolidado como el primer Centro Pediátrico Donador-Trasplantador del país. Es así que el equipo multidisciplinario se viene preparando para realizar trasplante de corazón en niños. Pero, es importante continuar sensibilizando a la ciudadanía para que respete la voluntad de sus familias que en vida colocaron en su DNI, “Sí dono”.


Peruano opina