7 consejos para protegerse del sol al ir a la playa

7 consejos para protegerse del sol al ir a la playa

0

Este año el sol y el calor del verano han demorado más en llegar que en temporadas anteriores. Sin embargo, debemos estar preparados para cuidarnos de los temidos rayos UV en la playa o la piscina.

Por eso, te brindamos algunas recomendaciones para cuidarse de los efectos que el verano pueden provocar en nuestra piel y cuerpo.

Aplicar protector solar antes de salir de casa

El protector solar ayudará a filtrar las radiaciones ultravioleta A y B, que son perjudiciales para la piel. Además nos ayudará a conseguir un bronceado progresivo y evitar las complicaciones a corto plazo, como las quemaduras, y también consecuencias a largo plazo, como puede ser el fotoenvejecimiento o incluso el cáncer de piel.

El protector solar debe aplicarse cada dos horas

Es necesario aplicar una cantidad adecuada repartida de forma uniforme por todo el cuerpo media hora antes de salir de casa y después, ir repitiendo la aplicación cada dos horas.

Evita exponerte al sol entre las 11 a.m. y las 2 p.m.

En este horario el índice de radiación ultravioleta alcanza el índice más alto. Protégete siempre con un sombrero de ala ancha, ropa de tejido cerrado y de manga larga, y protector solar. Recuerda proteger especialmente a tus niños pues la radiación solar tiene efecto acumulativo.

Consume abundante agua, frutas y verduras

Para prevenir el cáncer de piel se deben ingerir alimentos con propiedades antioxidantes que ayudarán a regenerar la piel y liberar toxinas. Tus mejores aliados son las manzanas, naranjas, fresas, brócoli, zanahorias, pimientos y remolachas.

La ropa también protege

Como alternativa o complemento del protector solar adecuado, la ropa también puede proteger la piel: los pantalones largos y las camisas ofrecen una protección eficaz contra los componentes de la luz solar.

Usar sombrero

Se debe usar un sombrero o una gorra para proteger la piel del rostro que es muy sensible.

No olvidar las gafas de sol

Usar gafas de sol con protección UV y si es posible con filtro RUV, dado que los ojos podrían sufrir severos daños como quemaduras en las córneas, cáncer a los parpados y cataratas en el caso de los adultos mayores.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Para comentar, ingresa a tu cuenta. Si no tienes una, regístrate.