Internacionales

Internacionales

Cientos resultaron heridos durante enfrentamiento en zona fronteriza entre Hungría y Serbia

17:31 h - Mié, 16 Sep 2015

La policía húngara utilizó gases lacrimógenos en Röszke, en la frontera con Serbia, después de que migrantes les arrojaran piedras y botellas desde el otro lado de la alambrada que separa a ambos países.

Varios centenares de migrantes arremetieron contra las fuerzas del orden, lanzándoles piedras y botellas, antes de que éstas les lanzaran gases lacrimógenos. Además, la policía húngara también hizo uso de cañones de agua contra los migrantes.

En un comunicado, la policía húngara indicó que un grupo de migrantes consiguió en un primer momento "franquear el pórtico de cierre de la frontera", en el puesto llamado Röszke II.

"La puerta se ha sustituido por varias filas de policías. La policía protege las fronteras de Hungría y de la UE respetando las leyes y el principio de proporcionalidad", subraya el texto.


Peruano opina