7 consejos para prevenir el cáncer de piel

0

Con la llegada del verano y el aumento de la temperatura, se incrementa la afluencia de personas que se exponen al sol. Sin Embargo, y aunque los rayos solares aportan importantes beneficios para la salud, cuando no se protege la piel de forma adecuada se corre el riesgo de sufrir una enfermedad cutánea.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las cifras de este tumor se han triplicado, por esta razón conversamos con Christian Loayza, cirujano oncólogo para saber cómo evitar y prevenir el cáncer de piel.

Usar protector solar

  • Aplique protección solar con un amplio espectro, y resistente al agua con un Factor de protección solar (SPF) de 30 o más en toda la piel expuesta. Tener en cuenta que, cuanto más clara sea nuestra piel, mayor factor de protección solar debemos utilizar.  Aplicar protección solar cada dos horas.

Evita la exposición solar en las horas de mayor intensidad.  

  • Recuerde que los rayos del sol son más fuertes entre las 11:00 de la mañana y las 2:00 de la tarde. Debemos tener en cuenta que los rayos ultravioleta pueden atravesar las nubes y que rebotan en el agua, arena, la nieve y suelo, tampoco la evitamos si nos estamos bañando en el mar o en la piscina ya que pueden atravesarla. La mejor manera de disfrutar de actividades al aire libre es estar a la sombra.

Usar gafas de sol

  • Es fundamental escoger unas gafas que nos bloqueen los rayos ultravioleta, es decir, debemos escoger unas gafas que estén homologadas, concretamente que tengan el marcado CE. Esta etiqueta nos acredita que el producto cumple con la normativa de calidad y seguridad.

Usar la ropa como una protección

  • Procurar usar camisas de manga larga, y pantalones y faldas largas, que nos protegerán del sol, así mismo, la ropa oscura nos ofrece una mayor protección contra los rayos ultravioleta que los colores claros. Debemos escoger telas con un tejido tupido y que esté seca. Aunque cubramos nuestra piel con tejidos no bloqueamos todos los rayos ultravioleta, para comprobar si una prenda es eficaz, simplemente tenemos que fijarnos si podemos ver la luz a través de la tela, si la podemos ver, los rayos UV también pueden traspasarla.

Evitar las camas bronceadoras

  • Aunque mucha gente piensa que no son nocivas porque son artificiales, no es así, emiten rayos UVA, que pueden causar daños en la piel y a largo plazo, contribuir al cáncer de piel. El hecho de usarlas antes de los 30 años, supone un aumento de las probabilidades de padecer melanoma. Si queremos tener una piel morena, siempre podemos recurrir a autobronceadores.

Estar atentos a los lunares

  • Debemos hacernos nosotros mismos revisiones mensuales, acudir a nuestro dermatólogo ante cualquier duda o para una exploración rutinaria. Nuestro dermatólogo nos recomendará su extracción en caso de que presente anomalías.

Usar sombrero

  • Este nos protegerá la cara del sol de manera eficaz. Las gorras no son tan efectivas porque solo nos protegen la parte delante y trasera de la cabeza, pero dejan descubiertos tanto el cuello como las orejas, donde se originan muchos cánceres de piel. Lo ideal es escoger un sombrero con un ala lo suficientemente ancha para que mantenga a la sombra las orejas, la frente, la nariz y el cuero cabelludo.

 

Para comentar, ingresa a tu cuenta. Si no tienes una, regístrate.